Solo soy una madrastra, ¡pero mi hija es muy linda! (6)


08 May


Capítulo 6

          El rostro brillante y sonriente de Blanche era extremadamente hermoso. Nunca la había visto sonreír así antes. Si las sonrisas tuvieran un clima o temperatura correspondiente asociada con ellas, entonces probablemente la suya sería el calor de la primavera. Una sonrisa que hizo florecer las flores desde el interior de los corazones de sus espectadores.

          ¡Hnnng, buen trabajo, yo misma, tú puedes chica! 

          Pensar que esto haría a Blanche tan feliz ... ¡Incluso Norma tenía una sonrisa maternal en su rostro! Entonces, en ese momento, alguien gritó desde el final del pasillo:

          —¡Princesa Blanche! ¡Necesitas tomar tus medidas! —

          Era la señorita Jeremie. Sobresaltada, Blanche inmediatamente perdió la compostura y comenzó a andar a tientas.

           — U-um, creo que necesito irme —

          — Por supuesto, puedes irte —

          — ¡Te veré de nuevo la próxima vez vestida con la ropa ...! — Blanche hizo una reverencia limpia, aunque algo nerviosa, y se dirigió a la habitación de invitados. Por la forma en que sus pies saltaban por el suelo, casi se podían ver flores que florecían debajo de ellos.

          Oh que bonito. Ver a Blanche tan feliz me hizo feliz. Muy bien, muy bien . Incluso después de regresar a mi habitación, no pude evitar que mis labios se movieran hacia arriba.

          Curiosamente, Clara me miró mientras intentaba controlarme.

          — Lady Abigail, ¿debería llamar a un médico? No te ves muy bien —

          ¿No me veo muy bien? ¿A qué te refieres? ¡Simplemente no podría estar más feliz! 

          Como pensé, este rostro realmente trae consigo muchos malentendidos. 

          — Estoy bien. Quiero descansar un poco, así que ustedes dos pueden ser excusados. No vuelvas hasta que te llame —

          — Sí, Su Majestad — las criadas salieron rápidamente de la habitación. 

          Tan pronto como escuché el clic de la puerta detrás de ellos, salté directamente a mi cama. Esto fue seguido de inmediato por golpes a las almohadas en plena luz del día. 

          ¡Ahh, Aaaagh! Blanche estan linda! ¿Cómo se las arregla para verse tan hermosa? Quiero hacer ropa, la quiero para que ella use la ropa que hago ... !!

          Quería convocar al diseñador y ponerlo a trabajar haciendo algunos vestidos para mí desde un principio. Pero tuve un problema. En primer lugar, aún era demasiado pronto para regalar algo de ese tipo a Blanche. No tenía idea de qué tipo de ropa le gustaba. No solo quería hacer ropa bonita, sino ropa bonita que a Blanche realmente le gustaría . Viendo que ella no podía rechazar las sugerencias de la señorita Jeremie, si le diera un vestido ahora, lo usaría sin importar sus sentimientos. Y ella definitivamente usaría ese vestido de arco iris si se lo regalara.                                                

          Es por eso que primero necesitaba mejorar mi relación con ella, hasta el punto en que la chica pudiera decirme honestamente "no".

          Enrosqué mis manos en puños y me armé de valor. Podré celebrar un desfile de modas para Blanche algún día. Hasta entonces, ¡necesito hacerme mejor amiga de ella!

۩۞۩

          El sol que marcaba el fin de primavera era bastante cálido. Sabelian se encontraba actualmente junto a una ventana y miró el edificio de enfrente: el edificio de la biblioteca en el que Abigail residía actualmente.

          Abigail estaba sola en el pasillo y no parecía darse cuenta de que estaba siendo observada. No, desde el principio, ella estaba demasiado ocupada mirando a alguien. Cuando volvió la cabeza para seguir la mirada de la mujer, descubrió que Blanche paseaba por el jardín.

          La joven princesa caminaba por el sendero del jardín vestido con un vestido rosa. La niña estaba dando un paseo normal, pero Abigail ya la había estado observando durante casi 30 minutos seguidos. Esta no era la primera vez que había presenciado este comportamiento. Abigail haría esto cuando Blanche apareciera a su alrededor.

          ¿Está esa mujer tratando de espiar a Blanche? ¿Qué está planeando? Sabelian se mordió los labios inconscientemente. La última vez que se hablaron, Abigail le exigió que pasara un poco más de tiempo cuidando a Blanche. Ella casi sonaba como una persona completamente diferente. Algunos creían que Abigail realmente había cambiado, pero Sabelian no lo creyó ni por un instante.

          Abigail realmente parecía odiar a Blanche. La mujer se quedaba mirando a Blanche durante largos períodos de tiempo, luego pasaba varios minutos golpeando la pared o rodeando el suelo mientras se perdía en sus pensamientos. ¿Así fue como esa mujer liberó sus sentimientos asesinos?

          En ese momento, Abigail giró su rostro lo suficiente para que Sabelian pudiera vislumbrar su expresión. Era imposible pasar por alto la sonrisa malvada y venenosa de la mujer. Tal vez así se vería un demonio sonriendo. Los ojos azul grisáceo de Sabelian se volvieron fríos cuando vio esa cara.

          Así que la mujer odiaba a Blanche después de todo.

          Realmente no podía entender lo que estaba pasando por la mente de Abigail. Abigail estaba celosa de la esposa anterior de Sabelian. Sin embargo, cuando odiar a los muertos no fue suficiente, la mujer dirigió su odio hacia los vivos. Ella incluso le gritó a Sabelian una vez, preguntándole si él querría tener un hijo con ella si Blanche ya no estaba cerca.

          No hay manera de que una mujer así cambie tan fácilmente .

          Mientras contemplaba todo esto, Blanche ya había terminado su caminata. Fue entonces cuando Abigail comenzó a moverse. Mirando ahora, esa mujer parecía estar llevando una caja en la mano.

          Una caja lo suficientemente grande como para caber una cabeza humana.

          Las cejas de Sabelian se contrajeron en el momento en que vio la caja. La mujer estaba a punto de hacer algo . Lo sintió en sus huesos. ¿Exactamente qué tipo de pensamientos había en esa cabeza de mujer para dar lugar a una sonrisa tan malévola?

          Abigail se movió en silencio, sin una doncella a su lado. Mirando la dirección hacia la que se dirigía la mujer, Sabelian se puso de pie.

۩۞۩

          Mm, supongo que ahora es la hora en que Blanche usualmente regresa.

          Me escondía detrás de una pared con una caja en la mano. Podía ver la habitación de Blanche desde aquí.

          Durante la totalidad de esta semana, escuché rumores sobre Blanche y observé a la chica para mí. También hice simulaciones en mi mente de lo que podría gustarle todo el tiempo. Sus nuevos vestidos acaban de llegar recientemente, así que eso es un punto. Ya le di un par de zapatos, así que es otro punto. Los accesorios son necesarios a su edad. Ella tampoco parecía disfrutarlos realmente tampoco. Después de mucho pensar, me las arreglé para llegar a un regalo perfecto.

          A Blanche también le debería gustar esto.

          El problema ahora, sin embargo, era el momento. Estaba pensando en dárselo mientras caminaba, pero entonces no quería molestarla. Si actuaba como si me la topara por coincidencia en este pasillo y le diera esta caja, entonces Blanche estaría ...

          ... No, tal vez esto me haría ver como una trepadora? 

          Decidí pensar en todo esto desde la perspectiva de Blanche. Para Blanche, yo era algo así como un jefe molesto en el trabajo. ¿Cómo me sentiría si mi jefe apareciera de la nada durante mi día libre?

          Sentí un escalofrío correr por mi espalda.

          No, debería irme antes de que regrese Blanche. Tal vez debería dejar el regalo frente a su puerta ... 

          Quería ver su cara cuando abriera el regalo, pero por ahora pensé que retirarme era la mejor opción. Dejé la caja, sintiendo una sensación de decepción cuando lo hice.

          En ese momento, sentí que alguien caminaba detrás de mí. 

          ¡Ahh!, ¿ya regresó Blanche? Me di la vuelta para ver a Sabelian de pie allí. Phew, no es Blanche. Pero, ¿qué hace este tipo aquí?

          No lo había visto desde el día que decidimos usar habitaciones separadas. Comíamos nuestras comidas por separado, así que realmente no había razón para que nos encontráramos. Pero aún así, al menos debería saludarlo. Me levanté de donde estaba y le di una rápida reverencia: 

          — Espero que se encuentre bien, su majestad —

          — ¿Qué estás haciendo aquí, reina?— solo recibí una pregunta fría en respuesta. Sabelian sonaba aún más al frívolo hoy que antes.

          Me estremecí por una fracción de segundo, pero decidí intentar ser un poco más directa al respecto. 

          ¿Qué, qué quieres, hombre? Solo estoy aquí para darle un regalo a la niña pequeña,¡dhaa!. 

          — Iba a hacerle un regalo a la princesa Blanche y estaba a punto de dejarlo aquí —

          — ¿Un regalo? —todavía parecía muy desconfiado de mí. Me miró casi como si fuera un terrorista.

          — Sí, un regalo —

          — Dámelo — Sabelian extendió su mano hacia mí.

          ¿Dárselo a él? Cuando lo envolví todo bien con una cinta rosa para Blanche? 

          Pero no parecía que se echara atrás si me negaba

           ... Bueno, lo que sea. Siempre puedo rehacer la cinta otra vez.

          Oculté mi molestia y le entregué la caja. Sabelian rápidamente tomó la cinta con sus manos. 

          ¡Noo mi precioso regalo para Blanche está siendo ...! ¿Por qué eres tú el que lo está desenvolviendo? *sollozar*

          Rapidamente el hombre terminó de desenvolver el regalo y el contenido de este se reveló.

          — Un muñeca, obviamente — lo que había dentro era una encantadora muñeca de conejo que se parecía a Blanche. Mientras que en la vestimenta, su ropa fue diseñada para verse realista!

          Tenía el mismo diseño que el vestido rosa que Blanche había estado usando antes. 

          Quería que las dos llevasen el mismo conjunto.

          Blanche se vería realmente linda abrazando a una muñeca con la misma ropa que ella.

          Sabelian no dejaría de mirar a la muñeca.

          ¿Qué, crees que en realidad escondí una bomba en ella? 

          — Por favor, dáselo a Bla ...—. Tan pronto como dije esto, desenfundó su espada.

          La espada larga se reveló con un "shiing" escalofriante. 

          Cielo santo, ¿qué demonios? Di un paso involuntario hacia atrás. Oye, oye, ¿qué demonios estás haciendo? ¿Qué pasa con la espada? ¿Fuiste tú el que realmente me mató antes ...?

          La muñeca aterrizó en el suelo mientras intentaba recuperar la compostura. Y la espada de Sabelian se hundió directamente sobre ella. Ya sabes, tal cual, la apuñaló. Justo en el estómago.

          Miré a Sabelian estupefacto. 

          ¿Qué ...? ¿Qué? ¿Qué pasó? 

          Su espada partió el vientre del conejo en dos. El vestido que hice fue cortada por la mitad al igual que….. Algodón blanco se derramó fuera de su estómago al igual que …..

          Agarró la muñeca del suelo y comenzó a sacar todo lo que estaba dentro. La muñeca se convirtió en un desastre en un instante. El suelo estaba cubierto de algodón, y pedazos de tela rosa empezaron a volar por todas partes como pétalos de flores muriendo. Destrozó la muñeca lo mejor que pudo para verificar su contenido y, después de lo que pareció una eternidad, tiró lo que quedaba de su mano en el suelo.

          — Así que en realidad solo era una muñeca — Sabelian murmuró en voz baja. 

          Sólo cuando lo oí hablar volví a la realidad. 

          — Qué ...— Sabelian volvió la cabeza hacia mí cuando escuchó mi voz. Parecía sorprendido.

          — ¿Qué acabas de hacer, majestad?—

          No pude evitar que mi ira burbujeara. Se sintió mucho más intenso de lo que podría haber imaginado. Algo  en lo que pasé horas trabajando para un regalo, él lo destrozó en unos pocos segundos. Tuve que ver como el regalo de Blanche se convirtió en poco más que un pedazo de basura. Sin embargo, más que nada, la cara de Sabelian me enfureció más. Simplemente se veía un poco sorprendido. No había ni siquiera un toque de culpa en su rostro.

          Claro, él debe sospechar de mí porque Abigail abusó de Blanche en el pasado. No pude hacer nada por sus sospechas de que podría haber manipulado la muñeca. ¿Pero realmente tenía que recurrir a esto? Intenté contener las inminentes oleadas de lágrimas, pero no pude contenerme.

          Fue entonces cuando noté un cambio en el rostro de Sabelian. No parecía lamentarlo en absoluto, por supuesto. Más bien, parecía que acababa de ver una criatura extraña. Ni siquiera quería mirarlo . No quería hacer nada más que huir, pero había algo que tenía que hacer primero.

          Me agaché y comencé a recoger todos los restos. Me sentí humillado. Fue la basura la que debería tirarse en este punto, pero no pude verla quedar esparcida por todo el piso de esta manera. Hice esto para Blanche ... Lo hice para que pudiera ver su cara feliz ... Y sin embargo ...

          En ese momento, mientras mis dedos temblaban de una mezcla de vergüenza y rabia, escuché una voz detrás de mí. 

          — Lady Abigail? ….¿Padre? —

۩۞۩

Traducción del coreano: Haruparty 

Traducción al español: LiiArz 

Comentario: ¡¡Pero que hijo de fruta!!


Anterior Siguiente

Lista de capítulos 

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO