¡Juro que no volveré a molestar otra vez!


30 Sep


PRÓLOGO

             Nunca en su vida había maldecido tanto sus propias tonterías.

             Mirando sus tobillos encadenados a la pared de la prisión, Violette seguía maldiciendo innumerables veces. Por supuesto, estas maldiciones estaban dirigidos hacia ella misma.

             Lo obvio estaba allí, pero todo era demasiado tarde en el momento en que se había dado cuenta de la verdad de que había estado volviendo los ojos ciegos todo este tiempo.

             Su padre, quien traicionó a su madre, la mujer con la que su padre se juntó, y a su hermana, que nació de una madre diferente. Incluso la persona cuyo corazón se enamoró de su media hermana.

             Ya que ellos la estaban lastimando, entonces ella solo aplastará su felicidad.

             Todo es culpa de esa mujer (la concubina). 

             También es culpa de la hija de esa mujer, por haber nacido, ella no fue amada. Ni siquiera la amaba su propia madre y padre, y siquiera los otros, todo era culpa de esa hermanastra.

             Convencida de ello, la detestaba y guardaba rencor, hasta el punto de que egoístamente se volvío loca únicamente por el bien de esa venganza.

             Hería a mucha gente, sin entender lo tonta que era.

             Ella destruyó muchas cosas con su propia mano, con la intención de vengarse en mente.

             Fue estúpida, muy estúpida. Esas eran las cosas peores y más imperdonables que había hecho nunca. Cada vez que ella lo recuerda, siente como su corazón estuviera siendo apuñalado.

......Lo siento —

             Frotándose la cabeza contra el suelo, Violette ni siquiera puede quejarse por haber sido arrestada por extorsionar con su violencia y poder. En realidad, es más bien un castigo ligero en respuesta a todas sus acciones anteriores que hizo.

             El hecho de que la mantengan con vida no fue por bondad a pesar de estar encadenado en la cárcel es algo que se debe agradecer. Si tuviera que sufrir el castigo apropiado, sería la decapitación.

             Las últimas palabras que recibió de su hermanastra fueron realmente amables tanto que la mataban.

             Aunque Violette deseaba un castigo, su amable hermanastra no castigaba a Violette en lo absoluto, incluso si eso significaba quitarle su vida.

             Su corazón bondadoso supera a todos los seres vivos, y ella es tan pura como una diosa, algo que Violette nunca puedo tener.

             Tal chica probablemente nunca más olvidará a Violette. Porque los errores que cometió contra su hermanastra estos serán algo con lo que su familia tendrá que cargar.

— Lo siento......—

             Cosas tales como tomar la felicidad de otras personas eran sentimientos tan dolorosos. Sin embargo, por el bien de ella recuperando su felicidad, arrojó en la oscuridad esos sentimientos.

             Para esa persona a quien Violette ama, ella probablemente se habría convertido en una existencia molesta.

             Aunque trabajó duro por esas alegrías, ahora solo puede arrepentirse. Tal como está, ya es demasiado tarde para que ella se arrepienta.

             No hay razón para que una casa noble, donde nació un pecador, esta le permita permanecer en su rango de nobleza. Hay probabilidades de que su rango baje o sea exiliado al campo. Simplemente, ella no puede vivir de la manera en que vive hasta ahora.

             No hay forma de que una hija ex noble pueda ser atada con una persona de sangre real.

— Lo siento......—

             Qué estupidez de ella. Sus disculpas inalcanzables nunca serían escuchadas por nadie. Incluso es así, todo ya era demasiado tarde.

— L-lo siento ... lo siento ...—

             Su voz se está marchitando, y su garganta duele. Sus ojos están rojos, y le cuesta mucho respirar.

             A pesar de que todo lo que ella quería es ser amada, ser elogiada. A pesar de que era conocida como una belleza, en este momento es fea y sucia, junto con sus lágrimas y su nariz que gotea. Está completamente sucia ya que no se ha bañado desde que fue encarcelada.

             Ella ha llorado tanto que ya no tiene lágrimas para derramar. Ella siguió pidiendo disculpas hasta que su voz quedó adolorida, pero sus pecados son imperdonables.

             Todo lo que sucedió en el pasado nunca volvería por segunda vez.

             Violette tampoco puede pedir perdón para siempre.

— Ggh, L-lo siento ...... Lo siento ...—

             Cuanto más se arrepiente, más empieza a recordar ese día.

             El momento en que Violette comenzó a desarrollar el miedo de no ser amada. Ese día, justo después de la muerte de su madre, su padre regresó con esa concubina como su nueva esposa.

             Al mismo tiempo, era el día en que Violette se encontraba con su hermanastra por primera vez.

             Ella misma sabía que era inútil recordar, pero no podía evitarlo.

             Si ella pudiera volver a ese día. Si pudiera volver al tiempo antes de que todo haya comenzado. Ella ya no cometería esos errores. Ella no se expondría, no fingiría y lastimaría a nadie.

             Una vida donde ella no se convertiría en una molestia para nadie.

۩۞۩

Créditos
Traducción al español: LiiArz

 Lista de capítulos • Siguiente 

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO